Muchas son las razones  para  visitar Sevilla que se pueden enumerar en este artículo. Es una de las ciudades más representativas de España ya que reúne arte, gastronomía, historia o sincretismo de culturas para presentarse como uno de los principales destinos turísticos de España,  una urbe que fusiona en perfecta armonía lo moderno con lo tradicional. Su importancia a lo largo de la historia le ha legado un patrimonio  de un gran valor cultural.

A continuación detallamos algunos motivos por lo que no puedes aplazar tu visita a la capital hispalense:

Catedral:

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO fue construida en el siglo XV sobre los restos de una mezquita almohade de la que conserva los restos de su alminar en la conocida Giralda o el patio de las abluciones, conocido actualmente como Patio de los Naranjos.  Es el templo gótico más grande de toda la cristiandad.

Alcázar:

Se trata del edificio más antiguo de la ciudad y el palacio en uso más antiguo de Europa,  residencia real desde el siglo IX hasta la actualidad. Destaca el palacio mudéjar de Pedro I del siglo XIV y sus espectaculares jardines, escenario de la famosa serie Juego de Tronos.

Tapas:

El arte de tapear es un referente son solo para los vecinos de la ciudad sino para los turistas que la visitan. Son muchos los restaurantes que han fusionado la cocina tradicional andaluza con novedosas técnicas propias de la cocina moderna.

Guadalquivir:

La importancia de la navegabilidad del río para la ciudad de Sevilla ha determinado que desde sus orígenes se desarrolle al amparo de las actividades portuarias y fuera un emplazamiento codiciado por todas las civilizaciones. Hoy día se puede dar un paseo en barco, tomar en sol en su ribera, hacer deportes acuáticos o pasear disfrutando del ambiente que hay alrededor.

Palacios:

Sevilla ha sido una de las ciudades más importantes de la Historia en el territorio español. Esta realidad provocó que las principales casas nobiliarias establecieran una de sus residencias como muestra de su poderío. Así en la actualidad tenemos un amplio muestrario de casas palaciegas en Sevilla: Casa Pilatos, Casa de las Dueñas, Palacio de la Condesa de Lebrija, Palacio de los Marqueses de La Algaba, Casa de Salinas o Casa de los Pinelo.

Barrio de Santa Cruz:

Ubicado en la primitiva aljama hebrea, se trata de un espacio repleto de historia, leyendas y tradiciones que lo convierten en uno de los barrios más populares de Sevilla. Es un placer para los sentidos pasear por sus callejuelas, plazas y coloridos patios, muy representativos de la idiosincrasia de la ciudad.

Torre del Oro:

Símbolo de la actividad portuaria de Sevilla, fue construida en el siglo XIII como una torre albarrana que comunicaba el puerto a través de una muralla con el Alcázar. Durante las obras de restauración de 2005, se demostró que el  brillo que justificaba su nombre, que hasta entonces se atribuía a un revestimiento de azulejos, era debido a una mezcla de mortero cal y paja prensada. Actualmente es sede del Museo Naval de Sevilla.

Parque de María Luisa:

Es el jardín más famoso de la ciudad y uno de sus pulmones verdes, construido con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929. Estos terrenos que pertenecían al Palacio de San Telmo,  fueron donados por la infanta Maria Luisa Fernanda de Borbón para levantar la Plaza de España, la Plaza de América y el propio parque.

Plaza de España:

Representa el proyecto más emblemático de la Exposición Iberoamericana de 1929, fue diseñada por el arquitecto sevillano Aníbal González. Tiene una forma semielíptica y simboliza el abrazo de España a sus antiguas colonias, por ello está orientada hacia el Guadalquivir, como camino a seguir hacia América.

Barrio de Triana:

Se configura en la otra orilla del Guadalquivir como no de los cuatro arrabales extramuros de la ciudad histórica, esta realidad le dota de una identidad propia con respecto al resto de la ciudad, cuna del flamenco, la gitanería,  la tauromaquia, la alfarería  o de marineros.  Cruzar el puente de Triana, sumergirse en sus calles y respirar su ambiente es una experiencia muy recomendable para todas las personas que visitan la ciudad.

 

Todos estos espacios de la ciudad  y otros muchos repletos de magia y embrujo puedes conocerlo con las actividades de  SEVILLAtur

¡Os esperamos!