Sevilla monumental, una ciudad que numerosas civilizaciones han elegido por su emplazamiento donde el Río Guadalquivir se ensancha. Todas ellas han dejado su impronta en una ciudad que, a vista de pájaro, se extiende como un pañuelo blanco sobre el valle de dicho río. Pero… ¿Por qué aquellas personas decidieron que fuera este lugar escenario y puesta en escena de culturas arraigadas y poderosas? Su riqueza natural y el privilegiado espacio que acoge el río que en otra época se llamó Betis hacen de Sevilla receptora de miles de visitantes que se acercan a ella para saciar el sentido visual con monumentos de vital importancia para la capital andaluza.

 

La UNESCO ya premió a Sevilla con galardones que hacen que sus tres monumentos principales sean únicos en todo el globo terráqueo; Catedral y Giralda erigidas orgullosas y entremezclando dos culturas rivales, Alcázar de Pedro I que quiso traer a la ciudad cristiana tintes árabes y exóticos y Archivo de Indias, joyero de documentación que recuerda con nostalgia un pasado glorioso donde Sevilla era puerta del mundo. Todo ello hacen de la ciudad del río grande, paraíso soñado y admirado en muchos rincones del mundo.

 

Ciudad monumental y de tradiciones, Hispalis guarda en su seno la idiosincrasia transmitida y legada por romanos, musulmanes y cristianos entre otros, convirtiéndola muchas veces en capital del mundo conocido y esplendor de culturas pasadas.

 

Ven a nuestra ruta ”Sevilla Monumental” y descubre los recursos patrimoniales que la convierten en uno de los lugares más visitados del mundo.